Tarjetas de Crédito para empresas

Las tarjetas de crédito para empresas se han convertido para muchos empresarios en una fuente de financiamiento importante, especialmente por la facilidad con la que se puede usar comparándola con pedido de préstamos u otras alternativas. A pesar de su mayor costo, emprendedores peruanos y PYME’s las utilizan en casos de urgencia. En el presente le daremos unos lineamientos de las tarjetas de crédito para empresas, con las que buscaremos que los empresarios que hacen uso de ellas, lo hagan de manera responsable tomando en cuenta las consecuencias que puede acarrear, como comisiones e intereses.


a) Correcto uso de las tarjetas de crédito para empresas: Debe recordarse usarlas para usos que generen rentabilidad, como pequeñas inversiones o gastos operativos. Hay que tener cuidado con la tentación de utilizarla para retiros de efectivo, gastos personales o deudas, ya que el precio que se pagarán por los intereses o por este uso, es muy alto en comparación con otras alternativas.

b) Costos impositivos: La utilización de las tarjetas de crédito para empresas no está separada del pago de los impuestos. Esto afecta en especial a las PYME’s, ya que según la Ley de Impuesto a la Renta, si una empresa sobrepasa los 144 mil soles en gastos (o 40 UIT’s), estos no podrán ser deducidos del Impuesto a la Renta al final del año. Cuando uno utiliza las tarjetas de crédito para empresas, es posible incurrir en muchos gastos de representación sin tomar en cuenta que en la suma final del año esto podría afectar negativamente a la empresa.

c) Manejo de las tarjetas de crédito para empresas: Las tasas de interés en el Perú por tarjetas de consumo son aun altas, entre 40 y 60% en soles. Hay que tener cuidado en cómo se administra el pago de ellas, porque en caso de realizar únicamente el pago de cuotas mínimas, la deuda aumenta con el perjuicio que esto acarrea para la empresa.

d) Control de los gastos: Un punto positivo de las tarjetas de crédito para empresas es que es posible para la contabilidad hacer un correcto registro de la naturaleza de los gastos. Al tener un estado de cuenta, se pueden asignar mejor los gastos al rubro que corresponde, y evaluar el control de ellos.

e) Planificación: es importante que cuando se obtiene una tarjeta de crédito para empresas, se asigne correctamente a las personas que tengan la autorización de su uso. De igual manera, considerar la planificación del nivel de gastos que se harán con este medio, así no se caerá en problemas como sobregiro o exceso de gastos, que al final del año, afectan directamente la rentabilidad.

Tenga en consideración que manejando correctamente las tarjetas de crédito para empresas y ser un buen pagador, es posible acceder a nuevas tasas de interés más bajas.

Fuente: elcomercio.pe

Deja una respuesta