Morosidad en Bancos

| 27 marzo, 2012 | 0 Comentarios

Una de las características que una economía necesita para alcanzar el crecimiento es la confianza: la confianza en las personas que participan en el mercado, confianza en el Estado, confianza en el sistema.  La confianza en el consumidor, era algo que no existía antes en el mercado financiero peruano, donde se grababa con altas tasas de interés a los más pobres porque existía un miedo (sin ninguna prueba estadística) que ellos no honraran sus deudas.  Hoy, una de los aspectos que ha guiado a las reducciones de las tasas de interés, es justamente esta confianza, basada en las muy bajas tasas de morosidad que los primeros bancos  –y ahora prácticamente todos- mostraron cuando tomaron el riesgo de ingresar a este mercado.  Así, la Asociación de Bancos del Perú, informó que el nivel de morosidad de la banca privada fue de 1.60% en el segundo mes del 2012, porcentaje superior en 0.06 puntos porcentuales respecto al mes anterior y en 0.07 al mismo mes del año 2011.

Asbanc, también resaltó que este ratio de morosidad se encuentra entre los más bajos de la región, inclusive tomando en cuenta que el concepto “morosidad” es más estricto en nuestro país.  En el Perú, para ser considerado moroso, uno tiene que retrasarse en el pago por 15 días, mientras este lapso de tiempo es mayor en diferentes países de Latinoamérica.

Asbanc reafirmó que la baja morosidad en los créditos no es una característica de un sector específico del mercado, y mostró que esta se da en todos los  segmentos.  Inclusive, en el caso de los créditos no minoristas, se puede observar que la ya muy baja tasa de morosidad de 0.01% que mostraba el sector a febrero 2011, fue llevada a 0.0% para el 2012, llegando a cifras que ameritarían una disminución aun mayor de las tasas de interés, al ofrecer el mercado un nivel de confianza prácticamente total.

El prejuicio del que hablé a principios del post, acerca de que los individuos con menores ingresos mostraban un carácter más irresponsable para pagar sus deudas, se aplica de cierta manera en el sector de las empresas. Los niveles de morosidad en el Perú, disminuyen mientras una empresa es mayor, siendo en las grandes del orden de 0.27% y en las medianas de 2.23%. Las pequeñas empresas por su parte muestran una morosidad en los créditos de 5.04%.  El tipo de empresas que sale de esta lógica es el de las micro empresas, las cuales tienen una morosidad de 2.42%.  Una de las explicaciones a este fenómeno, es que como para ellas es más difícil encontrar una fuente de financiamiento, cuando lo encuentran, valoran esa relación y hacen verdaderamente lo posible por mantenerla.

Por otra parte la morosidad en  los créditos de consumo alcanzó los 2.80% y los hipotecarios de 0.89%.

Fuente: rpp.com.pe

Imagen: asesoresgerencialeshn.com

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed