Morosidad a la alza

| 25 abril, 2012 | 0 Comentarios

A pesar de que al desarrollarse el sistema financiero en el país, principalmente incluyendo a las partes más bajas de la pirámide económica poblacional, existían serias dudas acerca del comportamiento de estos nuevos clientes; los ciudadanos recién bancarizados se desempeñaron por encima de cualquier expectativa, llevando su morosidad a niveles que ni el más optimista de los pronósticos hubiera calculado.  Esto fue liderado tanto por los bancos como por las microfinancieras (entre las que se incluyen a las cajas de ahorros y municipales), que incluyeron entre estos clientes a sectores como el rural, el informal, los jóvenes, las comunidades; ampliando la base de clientes.  Lamentablemente, a pesar del crecimiento en los créditos mostrado durante los últimos tiempos, el índice de morosidad en la banca privada se ha elevado por tercer mes consecutivo, marcando un nivel de 1.62% en el tercer mes del año 2012.  Esta cifra fue 0.02 puntos superior a la mostrada en el segundo mes, y 0.11 puntos con respecto a enero. 

La información entregada por la Asociación de Bancos (Asbanc) acerca del empeoramiento en el comportamiento financiero de la población, no es homogénea entre los diferentes sectores y/o productos crediticios.  Por ejemplo, mientras que en los créditos a Grandes Empresas la morosidad se incrementó ligeramente, en el de Medianas Empresas disminuyó.  Otros sectores donde se presentaron incrementos en la morosidad fueron en el de Pequeñas Empresas y Créditos de Consumo.  Se presentó sin embargo, disminución en la morosidad en los créditos Corporativos, el de Microempresas e Hipotecarios.  La Asbanc ha manifestado además, que este crecimiento promedio de la morosidad en el sector bancario en el último trimestre no debería preocupar realmente a los stakeholders, ya que las cifras de mantienen aun muy bajas si se realiza la revisión de manera anual.

La tranquilidad buscada por la Asbanc se basa no solamente en la comparación con los niveles interanuales de variación del índice de morosidad dentro del país, sino también en las cifras mostradas en comparación con los otros países de la región. El control de las empresas integrantes del sistema bancario peruano ha permitido que el índice de morosidad del sector se encuentre entre los más bajos de Latinoamérica, a pesar del crecimiento ya mencionado.  Mientras a marzo del 2012, el índice de morosidad en el Perú se ubicaba en los 1.62%, en países como Colombia o Ecuador éste superaba los 2.80%.

Finalmente, la Asbanc recalcó que si se estandarizaran la definición de “morosidad” en la región, el desempeño del Perú sería aun mejor, ya que la medición es mucho más estricta en nuestro país.  Mientras que en otras latitudes un moroso es aquel que no ha honrado sus deudas a los 30 días del vencimiento, en el Perú se considera sólo después de 15 días.

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed